Manual del Racista

Sin categoría

Ambages desde el exilio

México es un país de folklore y si usted alguna vez ha visitado un mercado mexicano la siguiente frase parecerá familiar, una frase sin mucho que remarcar: “¡¡Pásele güerita(o), pásele!!”.

Hay otras expresiones muy comunes en el léxico del mexicano que también pasan desapercibidas y que pueden resultar un poco más ofensivas, frases que en primera instancia no lo parecen, pero que tienen mucho en común con la primera: “Pinche indio”, “Pinche naco”, “Hijo de la chingada”, etc. En esas frases, hay un chingo de cosas que van mal.

La primera frase, la del mercado, es una forma primitiva de mercadotecnia que invita al cliente haciendo halagos a la supuesta plusvalía (sea ésta real o inexistente) de su color de piel. Esta estrategia puede ser objetiva o no, porque aunque uno no se sea güerito(a), al parecer al marchante(a) siempre es chido que le distingan de sus connacionales con halagos que…

Ver la entrada original 1.342 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s