Al compartir y conocer diferentes personas que trabajan por aumentar la equidad en la educación superior, es posible vislumbrar diferentes sentidos que se le atribuye a las acciones afirmativas que operacionalizan esta temática.2011-10-19 11.39.41 

Una importante perspectiva para hablar de equidad, es la noción de justicia, lo que implica a su vez considerar las nociones teóricas referidas a la justicia distributiva. La igualdad, de acuerdo a la propuesta bastante difundidad en Chile por Hector Espinoza, seria el “reconocimiento de que toda persona independiente de su raza, sexo, credo o condición social debiera tener los mismos derechos, posibilidades y oportunidades. La equidad en cambio apunta a la búsqueda de la justicia para que exista igualdad, dando un trato especial a quienes están en desventaja o son discriminados”. Por tanto, para avanzar en equidad es necesario distribuir los bienes educativos, y promover que las desigualdades existentes no obstaculicen el aprendizaje, como señala Antonio Bolivar, los medios compensatorios deben colocarse al servicio de los estudiantes desfavorecidos.

Por otra parte, desde una perspectiva crítica, de acuerdo a Neves de Azevedo, la equidad aparece como un elemento crucial de la justicia social, la que, al igual que la igualdad sustantiva, podría ser lograda a través de la lucha de clases y la lucha entre actores sociales en sus respectivos campos sociales. Para este autor la equidad y la igualdad sustantiva implican previamente la supreción de  los sistemas discriminatorios de distribución existente en nuestras sociedades capitalistas, de este modo lo que pretenden las acciones afirmativas en la educación superior solo podrá ser plenamente alcanzado en una fase post-revolucionaria.

¿ Es similar el fundamentar las acciones afirmativas en la educación superior desde ambas perspectivas? Pareciera que no, ya que el sentido que adquiera una acción afirmativa la puede transformar en simple maquillaje que suavisa la evidente lógica discriminatoria con la que opera la universidad en tanto aparato idiologico del estado (en el sentido propuesto por la sociología educativa crítica) o la posiciona como estrategia que permite crear bolsones de resistencia (en el sentido propuesto por Henry Giroux) que favorecerán el desarrollo de sujetos que se colocan en posiciones/condiciones sociales e individuales de apropiarse de una existencia que adquiere su caracter desde otros/as, con otros/as, para otros/as, para si mismo, y para comunicar dicha experiencia de apropiación (en el sentido propuesto por Helio Gallardo) no solo entre estudiantes beneficiados por estas acciones afirmativas, sino que también entre quienes apoyan y trabajan políticamente y de modo concreto en este tipo de iniciativas.

Finalmente,  siguiendo y parafraseando a Pablo Freire, la educación y las acciones afirmativas no transforman el mundo, sino que transforman a las personas que transformarán el mundo, personalmente espero que sea desde una lógica de transformación radical.

(La foto fue tomada durante el año 2011, era una marcha por el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad para todos en Santiago de Chile. Aparace la parte superior del frontis del Liceo Darío Salas, y un grupo de personas, estudiantes supoigo del liceo,  quienes saludan la multitudinaria marcha)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s